Síguenosinstragamfacebookyoutube
Septiembre con Palmas: las características  de la cueca, el baile de los chilenos
Septiembre con Palmas: las características de la cueca, el baile de los chilenos

Un condimento criollo que no puede faltar en septiembre es nuestra danza típica, que a través de sus distintas versiones y estilos refleja año a año nuestra identidad nacional. Quiénes han asistido a nuestras presentaciones o han visto los videos saben que la cueca es el sello de Palmas de Peñaflor, de sus huasos, bailarines y caballos. 

Distintas versiones concuerdan que este baile, que tiene influencias españolas y africanas, llegó a Chile en el siglo XIX. Esta danza, de hecho, hace alusión a la conquista que efectúan los gallos a las gallinas, por eso se usan pañuelos que simbolizan las plumas o la cresta. Su origen es desconocido, pero sus pasos y letras son populares de norte a sur, especialmente cuando se acercan las Fiestas Patrias y sus melodías se toman las calles y celebraciones. Hablamos de la cueca, baile que desde el 18 de septiembre de 1979 se transformó en la danza nacional de Chile con la publicación del decreto N° 23 en el Diario oficial. 

Por un lado, un huaso y, por el otro, una huasa, sumamos un pañuelo y a zapatear. Las letras y el estilo del baile pueden variar, dependiendo de la zona geográfica. Puede ser una cueca brava, chilota, campesina, chora y nortina, entre muchas que seguramente varios conocen. Distintas variantes que tratan generalmente de una historia similar, sobre cómo un hombre intenta conquistar a una mujer. 

En sus inicios, se interpretaba en populares chinganas o tabernas y con el paso del tiempo se hizo más frecuente en restaurantes y eventos. En el siglo XX, por lo general son protagonistas de fondas y ramadas durante las Fiestas Patrias. De lo que no cabe duda es que de Arica a Punta Arenas, la cueca se toma hasta los lugares más recónditos, con una danza que mezcla la picardía criolla.

“La Consentida”, “La Chicha de Curacaví” y “El Guatón Loyola” son algunos de los temas más populares que acompañan el baile nacional, y así la lista de ejemplos es interminable. La cueca, con el pasar de los años, se ha transformado en un emblema patrio, tanto así que todos los 17 de septiembre celebramos su día.

Quiénes nos han visto, saben que en Palmas de Peñaflor no hay nadie que no disfrute de este ritmo pegajoso y tan típico de nuestras tradiciones, donde en cada espectáculo, nuestro querido público, sobre todo el chileno, nos acompaña con sus palmas.